Resumen: Las pruebas comparativas A/B pueden llevar sus esfuerzos de marketing al siguiente nivel y ayudar a los clientes a avanzar de manera más efectiva a través del embudo de ventas y marketing .

Como profesional del marketing, a menudo es tentador basar sus decisiones de marketing en una “corazonada” inicial. La mayoría de las veces, quienes confían solo en su intuición para predecir qué hará que las personas hagan clic y se concrete una conversión tienden a quedarse cortos, y eso puede traducirse en resultados perjudiciales para sus campañas de marketing.

En vez de tratar de adivinar qué estrategia conducirá a los mejores resultados para su próxima campaña de marketing, es hora de realizar pruebas comparativas A/B (si es que aún no lo hace). Las pruebas A/B pueden llevar sus esfuerzos de marketing al siguiente nivel y ayudar a los clientes a avanzar de manera más efectiva a través del embudo de ventas y marketing. En pocas palabras, los resultados de una prueba A/B pueden determinar eficazmente cuáles tácticas funcionan y cuáles no.

¿Qué es una prueba A/B y por qué es importante?

La prueba A/B se conoce científicamente como “prueba de hipótesis con dos muestras”. En el mundo digital, también se conoce comúnmente como “prueba dividida”. Según Optimizely, las pruebas A/B son “un experimento en el que se presentan al azar dos o más variantes a los usuarios”. A partir de ahí, con base en un análisis estadístico, realizar una prueba A/B ayuda a identificar cuál de las variantes funciona mejor para un objetivo de conversión determinado.

Dentro del mundo del marketing digital, las pruebas A/B son el proceso de comparar dos versiones de un activo de marketing cambiando un solo elemento. Los profesionales del marketing normalmente hacen estas pruebas con landing pages, anuncios y correos electrónicos. El objetivo principal de efectuar estas pruebas para campañas de marketing digital es ver qué variación funciona mejor.

En su forma más simple, hacer pruebas A/B puede ayudarle a entender mejor si a los usuarios les gusta la versión A o la versión B de su campaña.

La importancia de las pruebas A/B para sus landing pages

Las landing pages son fundamentales para incrementar la conversión y es crucial entender la importancia que tienen. Las landing pages son páginas independientes que tienen un propósito único y específico. Desempeñan un papel vital en el recorrido del comprador y están enfocadas predominantemente a la generación de leads y la conversión de leads.

Entonces, ¿dónde entran en juego las pruebas A/B? Para crear una landing page efectiva que logre conversiones, deberá probar una serie de variables y medir qué funciona mejor.

Paso 1: Identificar el problema

En primer lugar, deberá averiguar por qué su landing page no está logrando conversiones. Empiece por identificar con precisión un problema específico. Por ejemplo, usted es dueño de una tienda de comercio electrónico y nota que muy pocas ventas provienen de la landing page vinculada a sus campañas de correo electrónico. Usted observa que sus correos electrónicos tienen una alta tasa de apertura y clics, pero muy pocos están convirtiendo.

Paso 2: Analizar las variables

Una vez que haya identificado el problema, deberá analizar los datos de los usuarios. Hablando específicamente de landing pages, hay muchos elementos que puede analizar y eso puede llevar tiempo. En vez de ello, empiece por averiguar y priorizar en qué elementos prefiere concentrarse primero. Según MailChimp, usted puede optar por realizar pruebas A/B sobre una serie de variables. Las variables y elementos de su landing page que puede elegir para hacer las pruebas incluyen (de manera no limitativa):

  • Los colores
  • El número de tipos de imágenes
  • El diseño y la ubicación de los botones de llamado a la acción
  • Los encabezados y subtítulos
  • Ofertas especiales de productos/servicios e información sobre precios

Por ejemplo, está analizando su landing page y observa que su botón de llamado a la acción no es muy visible para el usuario. Lo que está afectando la tasa de conversión puede ser la ubicación o el tamaño del botón. En esta etapa, haga una lluvia de ideas para determinar hacia dónde puede mover el botón o cómo puede cambiar el tamaño para ayudar a generar una mayor tasa de conversión.

Paso 3: Acotar los elementos

Ahora que ha analizado los datos, elija un elemento que desee probar y determine cómo desea probarlo. Supongamos que elige probar la ubicación de su botón de llamado a la acción. Supongamos también que la ubicación original de su botón estaba oculta en la parte inferior de su landing page. Ahora puede desarrollar una hipótesis que plantee que los usuarios tendrían más probabilidades de hacer clic en su sitio web si el botón de llamado a la acción estuviera más cerca de la parte superior de la página.

Paso 4: Realizar la prueba A/B

¡Felicitaciones, es hora de realizar la prueba A/B! Ya identificó el problema, analizó los datos y elaboró una hipótesis. Ahora, cree una versión distinta de su landing page en la que implemente la nueva ubicación del botón de llamado a la acción y, durante las próximas 24 a 48 horas, haga una prueba A/B para comparar la versión original y la versión actual.

Tenga en cuenta que, si está probando la ubicación de su botón, lo único que debe variar es la ubicación del botón. El resto del diseño de su landing page debe permanecer sin cambios, para poder determinar fácilmente qué ubicación es la que mejor funcionó.

Paso 5: Analizar los datos

Una vez realizada la prueba A/B, es hora de analizar los datos y coronar al vencedor. Eche un vistazo a los resultados y vea si la versión más reciente de su landing page pudo generar cambios perceptibles. Si así fue, ¡bravo! De lo contrario, puede probar con otro elemento diferente de su página.

Una vez que haya realizado la primera ronda de pruebas A/B, puede repetir el proceso para encontrar un nuevo “retador” para su “campeón”.


A la larga, las pruebas A/B pueden ayudar a prender sus campañas de marketing digital. Es un método estupendo para descubrir qué estrategias promocionales o de marketing le funcionan mejor. También ayuda a los profesionales del marketing a tomar decisiones más informadas. Llegó la hora de decir adiós a las adivinanzas y empezar a indagar más a fondo analizando las variables. En última instancia, las pruebas A/B pueden ayudar a mejorar el ROI para su próxima campaña y definitivamente no se arrepentirá.

About Cheryl Baldwin

Cheryl Baldwin es una ejecutiva de marketing con gran expertise y conocimiento del mundo del marketing digital. Tiene experiencia en inbound marketing, marketing de contenido, redes sociales, gestión de sitios web, comunicaciones y publicidad digital.